Las Ferias de Xalapa (Primera Parte)

mercado

En vista de la próxima celebración de la Feria Xalapa 2008, pondré algo sobre la historia de esta importante tradición en esta ciudad. Como está un poco grande lo pondré en 3 partes. Espero les guste. Va la primera parte.

En la época de la Colonia se realizaron en la Nueva España ferias mercantiles de gran importancia para la economía, el control del comercio y las mercaderías.

En el siglo XVIII las más importantes eran las de Xalapa, Acapulco, San Juan de los lagos, Saltillo y Chihuahua. Estas ferias duraban varios meses, pero la principal era la de Xalapa, hecho por el cual fue conocida comoXalapa de la Feria.

La prosperidad creciente que tuvo el comercio desde los primeros tiempos de la conquista benefició e hizo crecer a Xalapa; en este lugar se detenían los conductores de cargas y algunos comerciantes del puerto ya comenzaban a construir aquí sus casas para librarse de las estaciones más calurosas de la costa.

Gran número de mestizos e indios se empleaban en conducir los millares de mulas que en largas recuas cubrían el camino de México, Perote y Veracruz, alimentando el tráfico a todos los puntos intermedios.

Las ferias propiciadas por el Consulado de México se efectuaban desde hacía mucho tiempo en la capital hasta que Baltazar de Zúñiga, trigésimo sexto virrey de la Nueva España, dispuso que a partir de 1720 las ferias se realizaran en Xalapa. Para entonces Xalapa contaba con siete mil habitantes (la mayor parte, indígenas), pero con el inicio de las ferias la población aumentó; incluso, muchos españoles que venían en las flotas se quedaron a vivir en Xalapa y establecieron sus comercios.

Se construyeron casas, bodegas, almacenes, y poco a poco los barrios de San José, El Calvario y Santiago se unieron con el barrio de San Francisco (centro de la población). Las ferias se celebraban en la Plaza de la Constitución, antigua Plaza del Rey (actual mercado Jaúregui); en este lugar también se efectuaron las «juras», es decir, las ceremonias protocolarias para el reconocimiento del rey en turno o la recepción de algún virrey o enviado especial de la Corte.

Las ferias no se celebraban regularmente, dependían del arribo de las flotas mercantes al puerto de Veracruz. La primera se realizó en 1720 con las mercancías transportadas en la flota que comandaba Fernando Chacón y la última ocurrió en 1776 con la llegada de la flota de Antonio de Ulloa; pero, cabe señalar que entre 1736 Y 1749 se interrumpió la llegada de las flotas a causa de la guerra entre España e Inglaterra.

Fuente: Libro «Huellas de Xalapa», monografía de la ciudad, de Martín Cerón Cortés

Deja una respuesta