La Universidad Veracruzana, la joya de Xalapa

La Universidad Veracruzana (UV), es una de las universidades más reconocidas a nivel nacional, y en lo que respecta a nuestro estado, es la Máxima Casa de Estudios.

Se creó formalmente el 11 de septiembre de 1944 conjuntando diversas escuelas oficiales artísticas, profesionales, especiales y de estudios superiores que existían en nuestro estado en este entonces.

Hoy en día, es una universidad grande y compleja, y lo que comenzó siendo un pequeño grupo de escuelas y facultades, hoy en día tiene presencia en cinco regiones universitarias y en 27 municipios de Veracruz; su campus principal se encuentra aquí en Xalapa, ciudad que como sabemos, tiene un amplio movimiento cultural y académico.

Hablando del campus Xalapa, se cuenta con diversas facultades como Medicina, Derecho, Administración de Empresas, Contaduría, Arquitectura, Antropología, Psicología, Biología, Agronomía, Física, Artes Plásticas, Música, Danza, por mencionar algunas.

Aquí en la capital la zona universitaria agrupa a diversas facultades, así como un espacio para el desarrollo de las cultura, el arte y el deporte, donde se encuentra la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Informática, la sala de conciertos Tlaqná, un estadio de beisbol donde también se realizan conciertos masivos, un gimnasio universitario, -donde anteriormente albergó al equipo de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional, Halcones Xalapa-, así como canchas de futbol, circuitos para correr, lagos artificiales, un vivero, y espacios verdes abiertos para la ciudadanía en general.

Lo que hay en Xalapa de la UV deslumbra, sin embargo es una no tan pequeña parte de todo lo que conforma esta casa de estudios, la cual está considerada como la universidad pública de provincia con la mayor diversificación en su oferta educativa, y es que actualmente cuenta con aproximadamente, una matrícula de 63 mil 369 estudiantes en 305 programas de educación formal: 173 de licenciatura, 124 de posgrado, 8 de TSU.

Otros 21 mil 619 estudiantes son atendidos en programas de educación no formal, a través de los Talleres Libres de Arte, Centros de Idiomas y de Autoacceso, de Iniciación Musical Infantil, Departamento de Lenguas Extranjeras, Escuela para Estudiantes Extranjeros y, Educación Continua, por lo que la matrícula total atendida es de alrededor de 84 mil 988 estudiantes, según datos en su portal web oficial.

También cuenta con 23 institutos de investigación, 18 centros, dos laboratorios de alta tecnología, el Museo de Antropología y en diversas facultades donde, cada vez más, la investigación se incorpora como el eje de la docencia. Se habla, en el área de investigación, con un total de 728 académicos, de los cuales 562 son investigadores y 166 técnicos académicos. Del total de académicos, 58% cuenta con grado de doctor, 26% con maestría, 3% con especialidad y 13% con licenciatura o pasantía.

Sin embargo, su trabajo no se detiene, sigue creciendo y haciendo esfuerzos para potencializar sus actividades de investigación científica y tecnológica, abarcar más áreas académicas y fortalecer sus recursos humanos y su infraestructura física y académica.

Para dar a conocer su labor creó desde 1948 su propia editorial, que ha servido para divulgar los trabajos de docentes, académicos, artistas, investigadores y alumnos,

Ejemplo de ello La Palabra y el Hombre, una prestigiada colección con aproximadamente más de 200 números publicados en sus más de 50 años de existencia. En ella han participado personalidades asociadas a los movimientos más avanzados del pensamiento humanista en Latinoamérica.

No es secreto que la UV goza de un alto reconocimiento a nivel nacional e internacional por su difusión cultural en áreas como creación literaria, música, danza, teatro, artes plásticas, radio, televisión, cinematografía, 65 años de labor editorial, así como más de medio centenar de premios nacionales e internacionales.

Ejemplos claros de lo anterior son la Orquesta Sinfónica de Xalapa (OSX) y 32 grupos y proyectos artísticos con amplio reconocimiento, como, Tlen Huicani, el Ballet Folklórico y la Orquesta de Música Popular.

Sin lugar a dudas, sí, nuestra Máxima Casa de Estudios es digna de reconocimiento de propios y extraños, ya que a pesar de las dificultades por las que pueda atravesar o las fallas que pueda tener, la realidad es que a lo largo de estas décadas ha formado a profesionistas, artistas e investigadores comprometidos con la sociedad y con alta competitividad que buscan, a través de sus áreas de conocimiento, mejorar y transformar nuestra sociedad.

Deja una respuesta