LA TAPACAMINOS

En la carretera que va a Xalapa rumbo a Perote, a la altura del antiguo rastro de esta capital, cuando es de noche, ya muy tarde, y hay neblina o llueve, a los chóferes de los camiones o cualquier persona que vaya manejando sola un coche, se le aparece al borde de la carretera una muchacha muy guapa y arreglada, pidiendo aventón. Si no se lo dan, vuelve a aparecer mas adelante, haciendo señas con las manos y con el cuerpo para que la recojan y la lleven a donde ella quiere ir.

Y todo aquel que no se lo da, se le aparece una calavera dentro de su vehículo en la parte de atrás , que el chófer puede ver por el espejo retrovisor.

Cuando el conductor aterrorizado voltea la cabeza aquella ya no esta, y no se le ve por ningún lado. Muchos de los que han vivido la experiencia se van a confesar por que se les remueve el sentimiento de culpa, y creen que es algún castigo. otros piensan que se debe a que en esa carretera asustan y no es bueno manejar de noche, algunos mas dicen que es una tentación y sirve como prueba, ya que aquellos que suben a sus autos a la “tapacaminos” son los que sufren los accidentes.

FUENTE:
Historias,cuentos y leyendas de Xalapa.

Deja una respuesta