La Leyenda de Xallapan

azteca2

Corría el año de 1500, mucho antes de la llegada de los españoles. En los primeros cuatro barrios de Xallapan, ya había caserios de distintas razas que la rodeaban, como Coatepec, Xico, Xilotepec, entre otros. Los pueblos se unían por estrechas selváticas veredas que comunicaban las diversas lomadas.

En ese entonces, unos de los reyes aztecas mandó una expedición a conquistar gran parte de los reinos veracruzanos. A la llegada, los guerreros se asombraron de la gran variedad de pájaros de coloridos plumajes, que revoloteaban sobre un lago azul. Se acercaron más, como hechizados, y recibieron una gran sorpresa al ver que el agua se convertía en un jardín con hermosas flores que jamás habían visto. En su centro se encontraba una joven ataviada con un bello huipil, de quien provenían delicados perfumes. Ella los saludaba, dándoles la bienvenida y pidiéndoles que se acercaran.

Con temor y admiración, los aztecas accedieron al pedido de la doncella. La joven les advirtió enérgicamente que, a pesar del vasallaje, el lago y el jardín serían sitios en los que ella reinaría, protegiéndolos. También añadió, como profecía, que ese lugar sería el nacimiento de una gran cultura y una importante ciudad, custiodadas eternamente por el Citlaltépetl. Así fué como nació Xallapan.

Deja una respuesta