Cerro de Macuiltépetl, un lugar lleno de historia

Cerro de Macuiltépetl

Es el monumento natural de nuestra ciudad por excelencia. Cómo no admirar su belleza en las postales de Xalapa, con toda el urbanismo a su alrededor.

El Cerro de Macuitépetl es un lugar lleno de anécdotas, leyendas, de apreciación de la naturaleza. En esta ocasión hablaremos sobre su historia.

Es un volcán extinto que hizo erupción hace aproximadamente 30 mil años. Su nombre se deriva del náhuatl Macuil, “cinco”; tepetl, “cerro”; es decir “Cinco Cerros”. De acuerdo a investigadores, en tiempos antiguos era posible percibir cinco cúspides; en la actualidad sólo se aprecian dos.

En este lugar hay vestigios arqueológicos que datan del año 450 a.C., siendo el asentamiento más antiguo de Xalapa pero por falta de recursos no se han podido hacer investigaciones más detalladas.

Se dice que en 1817 se construyó en la cúspide del cerro un fuerte que se usaba para almacenar riquezas y provisiones de soldados al mando de Guadalupe Victoria. Según la leyenda, salieron precipitadamente a una batalla y dejaron todas sus pertenencias ocultas en cuevas y túneles; los enemigos se percataron y trataron de saquearlos, pero lo único que lograron fue matar a los guardias sin encontrar el botín por lo cual se retiraron, maldiciendo el lugar que al parecer estaba en su contra.

Durante la época de Maximiliano, tropas austríacas construyeron unos garitones de defensa en la cumbre, por el año 1865. Uno de ellos aún existe, se encuentra a un costado del mirador. También durante la Revolución algunas tropas se refugiaron ahí.

William K. Boone, distinguido filántropo y benefactor de la ciudad de Xalapa, en 1923 construyó un camino para el paso de automóviles a la cumbre. Las obras se iniciaron y tras un largo tiempo quedaron concluidos dos caminos en espiral: uno que “sube” y otro que “baja”; actualmente a estas rutas se les conoce como “la corta” y “la larga”.

Si has subido, y los que no, donde actualmente se encuentra el Museo de la Fauna, se estableció en 1926 la primera radiodifusora de Veracruz.

Sin embargo, este hermoso lugar en esa época no era como lo es hoy en día, todo verde y lleno de vegetación; era un lugar abandonado pues lo poco que hubo alguna vez, fue extraído por los colonizadores españoles.

Fue por ello que a principios de los años 40, maestros y estudiantes de la Normal Veracruzana hicieron una campaña para reforestarlo, sembrando miles de ejemplares de árboles de distintas especies a lo largo y ancho del cerro. El resultado de esta iniciativa pudo verse a partir de los años 60.

En esos años fue cuando Xalapa comenzó a crecer considerablemente. Por ejemplo, en 1950 la ciudad no llegaba más allá de la Av. 20 de Noviembre.

La actual Facultad de Economía se encontraba fuera de la ciudad, al igual que el cerro, y lo que hoy conocemos como Avenida Xalapa, era la carretera Xalapa-Perote.

Esto representó un peligro para el cerro que comenzó a urbanizarse en la colonia Progreso Macuiltépetl. Afortunadamente se declaró Área Natural Protegida en 1978.

Dos años más tarde, en 1980, se crea el Parque Ecológico Macuiltépetl donde hay zonas para caminar, correr, descansar y recreativas.

Y tú, ¿conocías estos datos?

Deja una respuesta