Juan de la Luz Enriquez

enriquez01

Uno de los gobernantes veracruzanos que más se recuerda, entre otras cosas por su labor en bien de la educación y la cultura, es el general Juan de la Luz Enríquez, que estuvo al frente de nuestra entidad del 1 de diciembre de 1884 al 17 de marzo de 1892 fue reelecto por su reconocida labor pero lamentablemente falleció mientras laboraba.

Nació en la Ciudad de Tlacotalpan, Veracruz, el 16 de mayo de 1836.
Hijo de Camilo Enríquez y de Tranquilita Lara, fue susceptible al influjo de la época y carisma santanita, por ello se inclinó por la carrera de las armas a pesar de la oposición de su padre. El 15 de noviembre de 1853 ingresó al Colegio Militar como aspirantes de Marina y fue incorporado a la compañía que comandaba en ese mismo plantel Miguel Miramos.
Su práctica militar va desde 1855 a 8884 iniciándola en la lucha contra la última dictadura santanista en el Estado de Michoacán. Años más tarde, durante la Guerra de Reforma (1858-1860), participó en diversas batallas ocurridas en los estados de Guanajuato, Jalisco, México y Veracruz al lado de las fuerzas constitucionalistas. Al término de dichas contiendas obtuvo el grado de Comandante.
A lo largo de la intervención francesa de 1867 y del Imperio de Maximiliano de Habsburgo, se mantuvo fiel a los principios liberales combatiendo a las fuerzas invasoras de Forey y Bazaine en batallas tan importantes como la de Puebla el 5 de mayo de 1862; las batallas de la costa de Sotavento de agosto de 1862 y de septiembre de 1866; los combates de Rosario, Putla, Tlaxiaco, Cítela, Nochistlán, Yanhitlán en Oaxaca en 1866, así como las batallas de Miahuatlán y la Carbonera en ese mismo año.
Participó activamente en el sitio y la toma de Puebla el 2 de abril de 1867. En la mayoría de las acciones citadas estuvo al lado del General Porfirio Díaz.
En esta etapa comprendida entre los años de 1869 a 1884 su actividad se redujo a comisiones políticas más que militares. Fue comisionado en el Estado de Veracruz de julio de 1869 a mayo de 1870. En la población porteña permaneció como Comandante de Celadores entre 1870 y 1876. Después pasó a la costa de Sotavento por tercera ocasión en calidad de jefe.
Más tarde, fue enviado a nulificar las revueltas que contra del Gobierno Federal se daban en Tabasco, Yucatán, Campeche y Chiapas en apoyo del General Porfirio Díaz, situación que fue bastante incómoda para el General Enríquez.
Durante las rebeliones de La Noria y de Tuxtepec, mantuvo su apoyo al caudillo republicano sin comprometer su situación política frente a la administración del Centro, pero una vez alcanzado el triunfo porfirista fue comisionado en julio de 1877 para controlar las zonas en donde aún permanecían rebeldes como lo eran Tabasco, Campeche, Yucatán y Chiapas. En 1878, le fue otorgado el grado de General de Brigada por Porfirio Díaz, y nombrado Jefe del Estado Mayor del Gobierno de Manuel González.
El 1º de diciembre de 1884 resultó electo Gobernador Constitucional del Estado de Veracruz, por el periodo de 1884-1888. Posteriormente fue reelecto para el periodo 1888-1892 aunque no concluyó su último año de mandato.
Para muchos su obra cumbre, indudablemente, fue la Benemérita Escuela Normal Veracruzana inaugurada el 30 de noviembre de 1886 tras crear en Orizaba -donde anteriormente residían los Poderes del estado- la Academia Normal, que inició realmente la educación normalista moderna en la República. De ésta egresaron los maestros veracruzanos que difundieron la Reforma Educativa Liberal en las escuelas cantonales veracruzanas; y de la Normal Veracruzana quienes continuarían tal obra, pero extendiéndola a casi todo el país.
Falleció en la Ciudad de Xalapa, Veracruz, el da 17 de marzo de 1892.
En honor a todo lo que hizo en esta capital. La ciudad de Xalapa lleva el nombre de «Xalapa de Enriquez». Sí, los veracruzanos reconocemos en el general Enríquez a uno de los más grandes promotores de nuestra cultura.

Deja una respuesta