El cerro de Macuiltépetl

6920907755_77537f3da9_b

Ubicado dentro de la ciudad de Xalapa se encuentra un pequeño volcán que funciona como parque ecológico que se llama Macuiltépec.

Nombre náhuatl que significa «El quinto cerro» o «cerro cinco», aunque en las últimas investigaciones financiadas por el Patronato del parque, menciona que la denominación correcta debería ser «la montaña de cinco cúspides».

Esto constatándose en planos de finales del siglo XIX donde se observa que el cerro tenía 5 colinas. Debido a la erosión u diversas causas, actualmente solo se denotan 2 de los 5 mencionados.

Con una extensión de 31 hectáreas, una altura de 1600 msnm, una temperatura media entre 18°y 29° es un lugar ideal para visitar, ya sea para ir a correr, una caminata disfrutando de la abundante vegetación. Aproximadamente 45 especies de flores arbustivas que llaman la atención, 15 especies de mariposas, encontrarse con aguacates (Persea americana), naranjas (Citrus sinensis), guayabas (Psidium spp.) y nísperos (Erybotria japonica) dentro del parque es cosa común. Además de especies de ornato como el tulipán africano (Spathodea campanulata), el hule (Ficus elástica), la jacaranda (jacaranda mimosifolia), el nogal (Juglans piriformis), el trueno (Ligustrum lucidum), la Liliana (Syzygium samaranguensis), bugambílea (Buganvillea glabra), el bambú (Phyllostachys aurea)

Pero no solo disfrutas de plantas de todos los colores en el parque, también se encuentra una gran diversidad de fauna. 3 especies de anfibios, 7 de reptiles, 182 de aves (donde el 40% aproximadamente son migratorias), alrededor de 30 especies de mamíferos voladores y no voladores. Entre las especies más comunes se encuentran las ranitas del bosque (Leptodactylus spp.), los tlaconetes (Bolitoglossa polidactyla). Algunos de los reptiles que se pueden observar son los perrillos o anolis (anolis sericeus), la lagartija común (Sceloporus variabilis), la culebrita dormilona (Ninia deademata), la falsa coralillo (Geophis sp.) la serpiente rey o coral falsa (Lampropeltis triangulum).

Levantar la vista al cielo también puede ofrecer un espectáculo de aves residentes que sobrevuelan este parque, algunas de las que se pueden observar son: primavera (Turdus grayi), carpintero chéjere (Melanerpes aurifrons), mulato (Melanotis caerulescens), chivizcoyo (Dendrortyx barbatus), monjito (Euphonia elegantissima) y gorriones (Aimophila rufescens).

Ahora que si estás en la correcta época del año podras ver: el chipe coroninegro (Wilsonia pusilla), la lindatarde (Seiurus aurocapillus), el carpintero chupasavia (Sphirapicus varius), el pavito (Sethophaga ruticilla), el gavilán matojero (Accipiter striatus) y el gavilán pollero (Accipiter cooperi) y muchas más.

Todo esto brinda un escenario ideal para el deporte y la recreación ambiental, disfrutando de este volcán de más de 30 mil años de existencia. El cerro de Macuiltépetl además ofrece espacios para niños, en áreas infantiles con todo tipo de juegos, un área para ir con toda la familia y hacer una parrillada al contacto con la naturaleza, un mirador desde el cual se puede ver la capital de estado y algunas aves, un reloj de sol, un maravilloso serpentario donde además estan unas extraordinarias aves y una pirámide que es un mausoleo de veracruzanos ilustres donde se encuentran los restos de personajes como Úrsulo Galván y Carolino Anaya. Este lugar abre los 365 días del año de 5am a 7pm donde todas estas maravillas puedes disfrutar en tu visita.

Deja una respuesta