Los múltiples beneficios de comer berros

Como ya lo abordamos en un post, Xalapa es un lugar donde abundaban los berros, esta planta es más que un simple vegetal pues tiene múltiples beneficios para la salud.

De hecho, retomaremos una historia de nuestra ciudad, la de “El Físico”, un hombre que vivía en la entonces Villa de Xalapa y tenía facultades para curar.

Se cuenta que un labrador llegó enfermo del hígado a buscarle, pero al verlo lo que le dijo fue “vaya y coma bastantes berros de los pantanos”. “El Físico era un hombre muy huraño pero respetado, por lo que el labrador, un poco desconcertado y con poca fe por lo que le dijo, hizo caso y fue a los pantanos. En poco tiempo se recuperó y se dice que desde ahí se le conoció como Pantano de Los Berros, Laguna de Los Berros, Paseo de Los Berros y Parque de Los Berros.

Ahora bien, pero qué sucede con esta planta: Esta planta contiene infinidad de vitaminas y minerales, es un poderoso antioxidante y protege contra muchas enfermedades si se consume con frecuencia:

  • Contiene hierro, zinc, calcio y magnesio. También vitaminas C,K, E, B1, y B6.
  • El consumo de este vegetal aporta una gran cantidad de beneficios a nuestro organismo, ya que su consumo fortalece y estimula en gran manera el cerebro.
  • Es rico en betacaroteno, esta sustancia ayuda a mantener la piel fresca y saludable. Además también es muy útil para mantener nuestros ojos saludables, con muy buena visión.
  • Es bajo en calorías, por lo que sin problema podemos consumirlo diariamente.
  • Si eres de los que les gusta la fiesta, después de pasar una noche, ayuda a combatir los terribles los efectos de la resaca. Prepara un batido de tu fruta preferida con un buen manojo de berros y agua. Conviene que tomes la bebida durante todo el día, pero con el primer vaso ya comenzarás a sentir alivio.
  • Investigaciones científicas han mostrado que el consumo de coliflor, repollo, brócoli, y, por supuesto, los berros, ayudan a contrarrestar y a reducir en gran medida el riesgo de contraer cáncer.
  • Contiene ácido fólico, muy útil antes y durante el embarazo. Además, es mucho más saludable que los suplementos vitamínicos.

La mejor forma de comerlos es crudo, ya que al cocinarlos pierden parte de sus cualidades nutritivas. Lávalos en varias aguas y seca con un puño y a ¡comer!

Deja una respuesta