Gasparitos… platillo muy tradicional de Xalapa

Marzo y abril son las fechas idóneas para conseguir gasparitos en los mercados. Se vende por “montoncito”.

Se le conoce como “carne de vigilia” dado a su sabor parecido y a que su flración coincide con la cuaresma, por lo que los practicantes elaboran platillos con los gasparitos.

No hay datos sobre su producción floral pero se dice que es mayor que la de la calabaza.

Las flores maduras pueden alcanzas una altura de hasta 6 centímetros y eso es lo que se cocina, pero se deben eliminar los estambres y pistilos, ya que dan un sabor amargo.

Para su recolección solamente se usan canastas y morrales y aunque es frágil, lo es en menos medida que la flor de calabaza y puede refrigerarse durante dos o tres días antes de cocinarse.

El árbol es Erythrina americana pero en Xalapa se le conoce como esquimite y pito o gasparito sólo a la flor.

Sobre esto, se puede decir que su madera es fofa, ligera y blanda. Se ha usado como cerca viva, debido a su rápido crecimiento, multiplicación por estacas y fácil adaptación.

Esos factores, se cree, es la razón por la que se ha dado la comercialización y consumo de sus flores en la zona de Xalapa.

Las semillas son venenosas, pues se les encontró un alcaloidde que fue llamado eritrocoraloidina. Éste y otros alcaloides que han sido aislados de la semilla tienen la propiedad de paralizar los nervios motores. Por ejemplo en América tropical se emplean los tallos como estupefacientes para peces.

Sin duda, quién no recuerda en la casa de los abuelos haber probado esta delicia con huevo y si nunca lo han hecho, pues es tiempo de ir a conseguir gasparitos y probarlos, sin duda un plato típico xalapeño.

 

Recetas:

Con huevo. Es la forma más tradicional. Simplemente se hierven las flores, se escurren y se cocinan con huevo. Se le puede agregar salsa de chileseco.

Para tortas. Se hierven los pétalos, se escurren y se les añade huevo y se fríe; se pueden comer en seco o con mole. También se sirven las tortas en una salsa preparada con chile seco, pipian y ajonjolí molido.

Con frijol. Se hierven los frijoles y se fríen, por otro lado se hierven y escurren los gasparitos y se añade a los frijoles ya cocidos agregándoles cilantro; este platillo es conocido como Tlatonile

Con información de Estudio Etnobotánico de tres especies de flores comestibles en la ciudad de Xalapa, Veracruz; de Ma. De Jesús Ordóñez Diaz y Enrique Pardi Tejedam.

 

 

 

Deja una respuesta